Se define como trabajador por cuenta propia a la persona que realiza un servicio o trabajo a favor de un cliente mediante el pago de una retribución y que tiene total libertad para determinar los métodos, el tiempo y el lugar de trabajo.

El trabajo por cuenta propia se rige por el artículo 2222 del Código Civil y siguientes, se clasifica en dos modalidades de funcionamiento: el trabajo por cuenta propia ocasional y el trabajo por cuenta propia regular o continuo. En el primer caso, es posible realizar el trabajo sin la necesidad y obligación de abrir un número de IVA, sin embargo, es necesario cumplir con algunas normas que rigen esta forma de trabajo.

Aquí tienes una pequeña guía que explica el funcionamiento del autónomo ocasional, quiénes son los autónomos ocasionales sin y con IVA, cuáles son las diferencias y todos los consejos prácticos para estar en regla fiscal.

El perfil del trabajador autónomo ocasional sin CIF

Todos aquellos que realicen actividades por cuenta propia de forma esporádica y no organizada profesionalmente pueden prestar su trabajo en ausencia de un número de IVA. La legislación establece que un trabajador autónomo ocasional no está obligado a abrir un puesto fiscal y por ello no puede emitir factura. No obstante, después de cada servicio está obligado a emitir un recibo de pago sobre el que se aplica una retención a cuenta.

El trabajo ocasional puede estar regulado por un contrato que define los métodos de trabajo, el tiempo y el tipo de trabajo. También en este caso es necesario que el trabajador autónomo respete ciertas normas:

  • El trabajo ocasional tiene un límite de duración de 30 días en el transcurso de un año y no debe realizarse de manera continua/regular.
  • La renta anual del trabajo eventual no puede exceder de 5.000 euros.

Diferencias entre trabajo ocasional y trabajo por cuenta propia ocasional

Suele ocurrir que se confunden los conceptos de trabajo por cuenta propia ocasional y trabajo ocasional, dos formas fiscalmente diferentes.

El trabajo ocasional es una actividad equiparable al trabajo auxiliar, prestado a través de un contrato específico o del libro de familia.

El trabajo por cuenta propia ocasional, por el contrario, no representa una profesión organizada, por lo que no se caracteriza por elementos como colaboradores, empleados, oficinas o página web relacionados con la actividad que se desarrolla.

Trabajador autónomo ocasional: cuándo y cómo se protege

Los trabajadores autónomos ocasionales no tienen derecho a indemnizaciones por maternidad, asignaciones familiares o permisos parentales, enfermedad, desempleo, accidentes o enfermedades profesionales.

Los propietarios de Naspi o Dis-Coll pueden realizar trabajos ocasionales sin perder la prestación por desempleo, pero es importante no percibir salarios superiores a 4.800 € anuales.

Trabajo por cuenta propia ocasional sin IVA: cotizaciones y fiscalidad

El trabajador autónomo ocasional con salario anual inferior a 5.000 euros no está obligado a cotizar al INPS. De lo contrario, es necesario registrarse en el INPS gestión separada y contribuir proporcionalmente al pago de las contribuciones de seguridad social.

Tal y como se informa en el artículo 67, letra l de la TUIR, la actividad por cuenta propia ocasional se encuadra dentro de la categoría de otros ingresos. La renta imponible del trabajador ocasional se obtiene con la diferencia entre la remuneración total devengada en un período impositivo determinado y los gastos relacionados con la producción de la obra.

Los trabajadores autónomos ocasionales se benefician de una deducción fiscal acumulable a otras deducciones por cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social, hasta un límite de 4.800 euros.

Todos los ingresos derivados del trabajo ocasional deben declararse a través del modelo 730 oa través del formulario de Renta. Sólo si la retribución no supera los 4.800 euros anuales puede el trabajador autónomo ocasional eludir la declaración.

Recibió trabajo ocasional

Cuando un trabajador por cuenta propia sin CIF recibe la contraprestación, debe emitir un recibo o retención a cuenta, que certifique el pago por parte del cliente. En caso de un importe superior a 77,47 €, se aplica también un timbre fiscal de 2,00 €.

En el recibo de trabajo por cuenta propia ocasional es necesario indicar el importe bruto del servicio, la retención a cuenta del 20% y el importe neto.

El cliente actúa como agente de retención y paga la retención a cuenta del trabajador por cuenta propia, con la obligación de acreditar compensaciones y retenciones a través de la Certificación Única a ser emitida el siguiente ejercicio fiscal.

Trabajo por cuenta propia ocasional: obligación de comunicación previa

El Decreto Legislativo 146/2021 establece la obligación de notificar a la Inspección Nacional del Trabajo con anticipación el inicio de la actividad de los sujetos clasificados como trabajadores autónomos ocasionales. La comunicación previa es responsabilidad de los clientes y tiene por objeto contrarrestar la utilización del trabajo eventual como forma contractual creada para disfrazar un puesto de trabajo subordinado.

La comunicación se puede realizar a través de diferentes canales:

  • A través del portal del gobierno servizi.lavoro.gov.it;
  • Mediante el envío del modelo de comunicación correspondiente a través de correo electrónico certificado;
  • A través de SMS siguiendo las pautas disponibles en el portal en línea;
  • A través de la aplicación.

Sólo en presencia de un mal funcionamiento de los sistemas informáticos es posible enviar la comunicación por fax.

La falta de notificación previa al cliente prevé una sanción administrativa de un importe mínimo de 500 euros hasta un importe máximo de 2.500 euros.

Nueva aplicación de Servicios de Empleo para autónomos ocasionales

La comunicación sobre autónomos ocasionales se puede realizar a través de la nueva aplicación de Servizi Lavoro, activa desde el pasado 28 de marzo de 2022.

Se puede acceder al nuevo portal de Servizi Lavoro mediante credenciales CIE o SPID. Para que se considere válida, la comunicación previa sobre el trabajador autónomo ocasional deberá contener la siguiente información:

  • Datos de identificación del cliente y del proveedor;
  • Lugar donde tendrá lugar la actuación;
  • Descripción de la actividad;
  • Fecha de inicio del servicio y plazo dentro del cual finalizará (de 7 a 30 días como máximo);
  • Valor de la compensación si se establece en el momento de la designación.

Si la relación no finaliza en el plazo indicado en la comunicación, el cliente está obligado a proceder a una nueva comunicación.

Si quieres más información sobre cómo montar un servicio discrecional siempre puedes buscar un asesor comercial entre nuestros profesionales.